Frases de felicidad

La felicidad es a veces una bendición, pero por lo general es una conquista.


Los cuatro acuerdos: sé impecable en tus palabras, no te tomes nada como algo personal, nunca hagas suposiciones, da siempre lo mejor de ti y con esos cuatro acuerdos ¡seamos todos felices!.

Ser feliz es estar satisfecho con uno mismo.

La única manera de multiplicar la felicidad es compartirla.

La felicidad no brota de la razón, sino de la imaginación.

La felicidad es a veces una bendición, pero por lo general es una conquista.

Sólo quien es feliz puede repartir felicidad.

La felicidad es cuestión de descubrirla en nuestras ventajas.

Útil es todo lo que nos da felicidad.

La felicidad proviene de la capacidad de sentir profundamente, de disfrutar simplemente, de pensar libremente, de arriesgar la vida, de ser necesitado.

Encontramos la felicidad luchando en el medio de una rabiosa tormenta, no tocando el laúd a la luz de la luna, o recitando poesías en medio de las flores.

La felicidad completa no existe. Lo que existe en el interior del hombre es el deseo de ser feliz.

Somos felices cuando nuestro interior está correspondido por nuestro exterior.

La melancolía es la felicidad de estar triste.

La felicidad nos espera en algún sitio a condición de que vayamos a buscarla.

Felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace.

El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene.

La felicidad es amor, no otra cosa. El que sabe amar es feliz.

Los que obran bien son los únicos que pueden aspirar en la vida a la felicidad.

La verdadera felicidad consiste en hacer el bien.

Estar contentos con poco es difícil; con mucho, imposible.

El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor número de sus semejantes.

No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita.

El secreto de la felicidad no está en hacer siempre lo que se quiere sino en querer siempre lo que se hace.

Para ser feliz en el Cielo, hay que ser feliz en la tierra. (Santa Teresa de Jesús).

Empezarás a ser feliz cuando empieces a pensar cómo hacer felices a los demás, primero los que viven contigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario